¿Cómo plantar en semillero?

Te explicamos paso a paso la importancia de cada uno de los pasos para que aprendas a sembrar semillas de una manera fácil, rápida y con buenos resultados. ¡Quédate y sigue leyendo nuestros consejos!

¿Cómo hacer un semillero?

Un semillero está destinado a hacer germinar las semillas, con el fin de obtener plantas que después serán trasladadas a un lugar definitivo. Los semilleros preferiblemente deben de estar protegidos.

¿Cómo germinar semillas en semillero?

Cualquier momento del año es perfecto para sembrar, sea cual sea la estación. Pero el comienzo de un nuevo año significa el inicio de un nuevo huerto, así que, a partir de Enero, cuando quieras.

El recipiente

Existen semilleros biodegradables, lo ideal sería hacernos con uno de ellos para evitar plásticos innecesarios que luego, finalmente, acabarán en la basura.

La gran ventaja de estos semilleros, es que, las plantas no sufren en el trasplante, ya que no se hace a raíz desnuda, sino que se trasplantan con el mismo recipiente que han crecido.

Tierra para semilleros

La tierra debe estar en unas condiciones óptimas para dar lugar a esa germinación. Por lo tanto, será conveniente regar la tierra que vayamos a utilizar unos días antes, para que esté húmeda, lo más esponjosa posible y tierra rica en materia orgánica.  

La mezcla ideal para preparar la tierra 50% de fibra de coco con un 40% de humus de lombriz y un 10% de otro material que permita un buen drenaje, como por ejemplo, arena, perlita o piedra volcánica.

Cantidad de semillas y profundidad de siembra

Los recipientes para semillas tienen poca profundidad y con agujeros en el culo para que el agua drene y expulse la sobrante, son muy sensibles al ataque de los hongos.

Una vez preparado el semillero con el sustrato, entierra las semillas a una profundidad entre 2 y 3 veces su tamaño. Quedan casi en la superficie, por lo que no es aconsejable compactar, ni prensar demasiado el sustrato.

Si entierras demasiado las semillas les costará más salir a la superficie, pero si por el contrario quedan poco enterradas, se secarán y no germinarán.

Riego

Es uno de los momentos más delicado de todo el proceso, hay que mantener la tierra húmeda siempre, pero no encharcada. Lo ideal sería hacerlo con un pulverizador poco a poco.

Es muy importante que el sustrato no se quede seco para facilitar que las semillas germinen, por lo que el primer riego será abundante y los siguientes deberán ser frecuentes y ligeros.

El momento del trasplante

Si has comprado semilleros biodegradables no tienes de que preocuparte, podrás plantar tus plantas directamente en la tierra, con el semillero incluido.

Pero si no es así, presta atención, tu esfuerzo puede desvanecerse en un instante. Solo podrás trasplantar cuando la planta ha alcanzado la misma altura que el recipiente que la contiene.

En el caso de los tomates, se recomienda retrasar el trasplante algo más, cómo germinar semillas de tomate es otro cantar.

Calendario de siembra

Siempre realizaremos una siembra protegida, por lo que es preferible que los semilleros estén protegidos para crear las condiciones óptimas para su crecimiento. Lo más común es comprar un invernadero pequeño y colocarlo dentro.

3 Consejos fáciles para germinar semillas

  • Es importante vigilar las hierbas que vayan apareciendo, ya que pueden competir con nuestras plantas y robarles el agua y los nutrientes que van a necesitar para crecer sanas, fuertes y con unas condiciones buenas.
  • Utiliza y compra semilleros biodegradables, evitarás que la planta sufra en el trasplante.
  • Mantén un ambiente óptimo con un invernadero, protégelas y vigila que la tierra esté húmeda siempre, aumentarás el porcentaje de germinación y ahorrarás en semillas.

Deja un comentario